Watchman NeeWatchman Nee

Watchman Nee nació el 4 de noviembre de 1903 en Fuzhou, provincia de Fujian, China. 

Aunque él nació en el seno de una familia conocedora del Evangelio, lo rechazó durante casi todo el período de su vida adolescente.Tratando de decidir si creer o no creer en el Señor, comenzó a orar. Repentinamente la magnitud de sus pecados y la realidad de Jesucristo lo envolvió el 29 de abril de 1920. Ese día, a la edad de 17 años, Nee aceptó a Cristo en la soledad de su habitación. Poco después de ser salvo Watchman Nee comenzó a amar al Señor y fue movido por el apremiante anhelo de predicar el evangelio a sus compañeros de escuela y compatriotas tanto a tiempo como fuera de tiempo. Su predicación hizo que casi todos sus compañeros fueran conducidos al Señor y que se suscitara un avivamiento en su escuela el cual se extendió a toda su ciudad natal en 1923. Cientos fueron salvos y sus vidas fueron cambiadas. Debido al exceso de trabajo y la falta del cuidado adecuado, Watchman Nee enfermó de tuberculosis pulmonar en 1924. Su dolencia llegó a ser tan grave que circularon rumores de su fallecimiento. Durante tal enfermedad, él se ejercitó grandemente en confiar en Dios para su existencia y Dios fielmente cuidó de él. Por su gracia, Dios lo sanó de la tuberculosis, pero en su soberanía, lo dejó con angina de pecho. En tales circunstancias,podía haber fallecido en cualquier momento, más esto lo condujo, de manera espontánea, a confiar plenamente en el Señor para su existencia misma. Así, él existía, en todo momento, por su fe en Dios, y a lo largo de los años Dios lo sustentó con su cuidado lleno de gracia y lleno de la vida de resurrección hasta el día de su muerte. Mediante tales tribulaciones, experimentó a Dios y lo disfrutó mucho más de lo que habría sido posible en caso de no padecer una enfermedad tan penosa y agobiante, por lo que la clase de sanidad divina que Watchman Nee experimentó no fue meramente un acto milagroso de Dios, sino que consistió en que la vida de resurrección se forjó en su ser mediante el procedimiento de la gracia y por medio de ejercitarse en tener una fe viviente en la Palabra fiel de Dios con miras a la edificación y el crecimiento de vida. Así pues, ello no fue meramente un milagro propio del poder divino, sino que fue, íntegramente, algo relacionado con la gracia y con la vida divina.

Nuevo
0 Review(s)
La Liberacion del Espiritu

Watchman Nee

En este libro Watchman Nee revela no solo uno de los secretos del servicio cristiano, el cual indudablemente explica por qué muchos de sus colaboradores en China pudieron lograr un ministerio que ha captado la atención de todo el mundo evangélico de la última década.

USD 8,99